drones agricultores

Una interesantísima novedad tecnológica: los “drones agricultores”

Un equipo de emprendedores, más específicamente, vinicultores del Valle de Sonoma en California, Estados Unidos, está utilizando drones para varios propósitos en sus cultivos de vid, tomando fotos desde el aire: los drones agricultores.

Características fundamentales de este tipo de drones

Para estos vinicultores, esto significa disponer de una plataforma aérea de bajo costo, bien sea que se utilicen aeroplanos diminutos de alas fijas o, si se quiere, cuadcópteros (una palabra nueva, pero de aceptación en la actualidad) o helicópteros pequeños con varias o, mejor, con muchas hélices.

Cualquiera  de estas modalidades que sea la que se utilice,  los drones agricultores están equipados con un autopiloto que usa GPS y, también, con una cámara, ambos controlados por el autopiloto mismo.

En tierra, a su turno, un software de última generación se encarga de controlar las tomas aéreas y, a su vez, las convierte en un mapa de alta resolución, lo que es de inmensa utilidad para estos agricultores del vino, en California.

Fotos de los drones agricultores, comparadas con las imágenes satelitalescuadcópteros

Cuando se compraran las fotos que han sido tomadas por estos “drones vinicultores” (así se les está denominando, también), con las imágenes satelitales, el resultado consiste en que las primeras son bastante más baratas y, de paso, de mucha mejor resolución, dado que los drones toman las fotos por debajo de las nubes, por lo que la vista siempre estará libre de obstáculos.

Lo anterior no sucede, por supuesto, con las tomas de los satélites que, dicho sea de paso, siempre se encuentran por fuera de la última capa de la atmósfera.

Estos drones disponen, específicamente, de   sensores de dimensiones diminutas, además de pequeñísimos módulos GPS procesadores (de un extraordinario poder) y, también, de toda una gama de radios digitales, que son componentes de última  tecnología y a precios bastante accesibles, justo es decirlo,  dado que son los mismos que se utilizan en los smartphones o teléfonos “inteligentes”.

En lo que tiene que ver, esta vez, con el autopiloto, podemos decir que es el corazón del dron mismo, al tiempo que opera un software especializado que hace parte, con frecuencia, de programas de fuente abierta que, valga decirlo, son creados por comunidades de expertos en tecnología, en lugar de los costosos códigos creados y usados por la industria aeroespacial.

Tenemos 2 tipos de imágenes que estos drones les pueden brindar a los agricultores del vino californiano: de una parte,  mediante la observación de un cultivo desde el aire, se pueden revelar patrones capaces de mostrar  inconvenientes con la irrigación, variaciones químicas y/o geológicas en el suelo e, incluso, la infestación de todo tipo de hongos y pestes que no son visibles a simple vista.

De otra parte, estas cámaras aéreas son capaces de tomar imágenes multi-espectrales, que están en plena capacidad de captar todo el espectro visual para, luego, combinarse para crear, así, una visión del cultivo que denota diferencias entre plantas sanas y enfermas. Digamos, de paso, que esto no se  puede ver a simple vista, tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *